FATIGA CRÓNICA

y EL GLUTATIÓN  (mGSH)

CÓMO OCURRE

Fatiga crónica, trastornos autoinmunes y relacionados

La fatiga es la queja más común entre los individuos con enfermedad autoinmune, como lupus, esclerosis múltiple, diabetes tipo 1, enfermedad celíaca, síndrome de fatiga crónica y artritis reumatoide.

En general, la fatiga se define por períodos debilitantes de agotamiento que interfieren con las actividades normales. La gravedad y duración de los episodios de fatiga varían, pero la fatiga puede causar dificultad incluso para tareas simples como subir escaleras o cruzar la habitación.

Los mecanismos exactos de la fatiga no se entienden bien, quizás debido a su amplia definición. Sin embargo, los procesos fisiológicos que desempeñan un papel en la fatiga incluyen el suministro de oxígeno/nutrientes, el metabolismo, el estado de ánimo, la motivación y la somnolencia, todo lo cual se ve afectado por la inflamación.

Además, un elemento importante que contribuye a la fatiga es el sistema nervioso central, una región impactada directa o indirectamente en numerosos trastornos autoinmunes y relacionados.

Esta revisión describe cómo la inflamación y el sistema nervioso central contribuyen a la fatiga y sugiere mecanismos potenciales involucrados en la fatiga que probablemente se exhiben en enfermedades autoinmunes y relacionadas.

LA FUNCION ANTIOXIDANTE Y DESINTOXICANTE DEL GLUTATIÓN

AYUDA A LA REPARACIÓN DE LAS MITOCONDRIAS

Las mitocondrias son el principal fuente de consumo de oxígeno de las células generadas por la respiración y es donde se produce una acumulación de especies reactivas del oxígeno (ROS).  Esto hace que, si tenemos un adecuado nivel de glutatión mitocondrial (mGSH) sea la principal línea de defensa para el mantenimiento de un ambiente redox (REDucción-OXidación).

Es decir, con un adecuado nivel de glutatión, el arsenal de antioxidantes y enzimas desintoxicantes existentes en las mitocondrias,  evitarían o repararían las modificaciones oxidativas de la célula que conducen a la disfunción mitocondrial y la muerte celular. La importancia del glutatión en las mitocondrias (mGSH) no sólo se basa en su abundancia, sino también en su constancia para contrarrestar estas especies reactivas provocadas por el oxígeno.  

El estrés oxidativo y numerosas patologías hacen que haya  una disminución constante de los niveles de glutatión en las mitocondrias (mGSH) lo que provoca diferentes entornos patológicos como envejecimiento, enfermedades hepáticas, trastornos neurológicos, etc.

Dado que los trastornos provocados por la oxidación de las células juegan un papel central en muchas enfermedades, albergar niveles óptimos de glutatión en las mitocondrias (mGSH) es de vital importancia y garantiza que la investigación sobre el glutatión continuará siendo un tema interesante en los próximos años.

La información que comparto en este, mi blog, son resultado de investigaciones que realizo en libros, revistas médicas o científicas, páginas web de salud o cualquier fuente fiable que me pueda ayudar como apoyo a lo que escribo, respetando las fuentes a las que he accedido.
Soy Consultora Independiente de Immunotec y este blog es mi medio para llegar a la gente compartiendo información, ideas o tips sobre salud y vivir mejor. También es mi medio para informar sobre los productos que recomiendo de Immunotec.
Por último comentar que ni Immunotec, ni Facebook, ni Instagram, ni ningún medio que utilice en un futuro tienen que ver con las opiniones aquí expresadas.

Share This