RELACIÓN ENTRE

EL GLUTATIÓN Y LAS CÉLULAS CANCEROSAS

Fuente:
Libro: “Glutatión, la clave para tu salud”  autor: Dr. Jimmy Gutman

Se han escrito centenares de artículos médicos describiendo el papel del Glutatión (GSH) en la prevención del cáncer y en su tratamiento.

El cáncer comienza con una mutación en el código genético de la célula: una reprogramación de los patrones de desarrollo que produce un crecimiento descontrolado. Una combinación de factores genéticos y ambientales que incluye la dieta, puede contribuir a esta duplicación aberrante.

Una teoría sugiere que cuando los radicales libres se forman en el núcleo de la célula, su código de ADN puede quedar dañado. Otra teoría sugiere que factores como la mala alimentación y el humo del cigarrillo comprometen al sistema inmunológico y debilitan las defensas del cuerpo que de otro modo podrían destruir una nueva célula cancerosa desde el principio, mientras todavía es vulnerable.

Independientemente de la teoría, tenemos una deuda con nosotros mismos de prestar atención a todos los factores posibles, y aprovechar cualquier manera de minimizar el riesgo de cáncer. Una de las maneras es mantener los niveles adecuados de Glutatión (GSH).

No está totalmente claro cómo y por qué las células pierden su auto-regulación, aunque muchas causas posibles han sido señaladas. Algunos carcinógenos ambientales predeciblemente iniciarán el crecimiento canceroso, otros factores son menos predecibles. Las diferencias en nuestra composición genética o en nuestros sistemas inmunológicos aparentemente protegen a algunas personas más eficazmente que a otras. También se sabe que la susceptibilidad a ciertos tipos de cáncer a veces se hereda de la familia o del conjunto genético racial, pero los factores desencadenantes son todavía desconocidos.

POSIBILIDADES TERAPÉUTICAS

EN LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER

immunocal

La extirpación quirúrgica del cáncer sólo es factible si el tumor no se ha esparcido mucho, y es accesible. La radiación y/o la terapia química pueden ayudar, pero ambos infligen gran daño tanto en las células normales como en las cancerosas.

Experimentos científicos demuestran que los altos niveles de Glutatión (GSH) ayudan claramente a proteger las células de la quimioterapia, mientras los bajos niveles las hacen vulnerables. Sería ideal si los niveles de Glutatión fueran altos en las células normales y bajos en células tumorales, pero muchas células humanas de cáncer tienen niveles de GSH particularmente altos.

 El cáncer es la única condición conocida en que los niveles de GSH, de otra manera estrictamente regulados, son excedidos. Es característico de las células cancerosas, eludir los controles normales regulatorios.

Las células tumorales con alto contenido de Glutatión frecuentemente muestran una resistencia a la quimioterapia, por lo que se ha intentado reducir los niveles de Glutatión en células cancerosas usando fármacos como el butionina sulfoximina (BSO). El problema es que el BSO reduce los niveles de Glutatión en las células sanas también, magnificando los efectos secundarios ya intolerables de la quimioterapia. Así que este enfoque es poco práctico.   No obstante, puede haber una manera para disminuir el Glutatión únicamente en células de cáncer.

El glutatión nivelado correctamente reabastece las defensas antíoxidantes, contribuye a la síntesis y reparación del ADN y ayuda a desintoxicar numerosas sustancias carcinógenas y mutágenas.

Dr. Jimmy Gutman
Máxima autoridad del Glutatión en el mundo

LOS PRECURSORES DEL GLUTATIÓN

LA MEJOR OPCIÓN

Paradójicamente, los precursores elevan los niveles de glutatión en las células normales y desencadenan una reacción opuesta en las células cancerosas. Cuando la producción de GSH es sobre-estimulada en las células cancerosas, éstas detienen la producción de glutatión en un proceso llamado inhibición por retroalimentación negativa, haciéndolos más susceptibles a la destrucción.  Mientras tanto, el tejido normal utiliza los precursores para producir glutatión, dejándolo con mejores defensas.

immunocal

Esta paradoja se describió en 1986, por el equipo de A. Russo en la revista profesional Cancer Research (Investigación sobre el cáncer).  Cuando el fármaco oxothiadolizine-a-carboxilaro (OTZ), que promueve el Glutatión, fue introducido en células humanas de cáncer de pulmón, su nivel de glutatión no aumentó a pesar de que los niveles de GSH en las células normales a su alrededor lo hizo.

Investigadores de la Universidad de McGill, Sylvain Barucheld, Gerry Batist, y su equipo en Montreal demostraron que el OTZ podía reducir el Glutatión (GSH) en las células de cáncer de mama, a la vez que lo aumentaba en células normales. Este equipo trabajó más adelante con el Dr. Gustavo Bounous, y publicó resultados similares en la revista Cancer Research, utilizando la proteína de suero de leche Immunocal para proveer los precursores alimenticios de GSH.

REFORZAR LAS DEFENSAS ANTIOXIDANTES

PUEDE SER UN FACTOR CLAVE

Existen muchos tipos de cáncer, y quizá centenares de causas potenciales de ellos, pero la mayoría de los casos se acompañan por un nivel bajo de defensas antioxidantes en el organismo. Por si fuera poco, la mayoría de las terapias anti-cáncer imponen una enorme carga sobre el cuerpo, y pueden agotar las pocas defensas naturales remanentes.

Las personas que padecen cáncer no solo deben ponerse en manos de los mejores médicos que puedan hallar, sino que también deben cuidar su alimentación de una manera especial. Los pacientes reciben grandes dosis de fármacos, y como resultado, sufren la inapetencia y la falta de energía, especialmente mientras se someten a la quimioterapia o la radioterapia. Una fuente natural de energía también capaz de reforzar las defensas antioxidantes podría hacer toda la diferencia para las personas que sufren esta enfermedad angustiante, y su nocivo tratamiento.

La proteína bioactiva de suero de leche sin desnaturalizar constituyen una forma ideal para aumentar los niveles de Glutatión (GSH), además de satisfacer los requerimientos proteicos.  El glutatión nivelado correctamente reabastece las defensas antioxidantes, contribuye a la síntesis y reparación del ADN y ayuda a desintoxicar numerosas sustancias carcinógenas y mutágenas.

Fuente:
Libro: “Glutatión, la clave para tu salud”  autor: Dr. Jimmy Gutman

La información que comparto en este, mi blog, son resultado de investigaciones que realizo en páginas web de salud, revistas médicas o científicas, libros o cualquier fuente que considero fiable y que me puede ayudar como apoyo a lo que escribo.  Las declaraciones que hago no han sido evaluadas por el Ministerio de Salud pero lo hago respetando las fuentes a las que he accedido.
Soy Consultora Independiente de Immunotec y lo que publico en este blog es mi punto de vista o mi opinión. Este blog es mi medio para llegar a la gente compartiendo información, ideas o tips sobre salud y vivir mejor. También es mi medio para informar sobre los productos que recomiendo de Immunotec.
Por último comentar que ni Immunotec, ni Facebook, ni Instagram, ni ningún medio que utilice en un futuro tienen que ver con las opiniones aquí expresadas.

Share This